En este momento estás viendo Siestas desastre
siestas desastre

Siestas desastre

Las siestas desastre son aquellas siestas que duran menos de un ciclo de sueño (menos de 45minutos). Se denominan siestas desastre porque al durar menos de un ciclo de sueño, no conseguimos que sea un sueño reparador para nuestros bebés, sino una «recarga rápida» en la que lo único que conseguimos es darle un empujoncito para que llegue menos irritable a la hora de ir a dormir.

¿Qué son las siestas desastre?

Los bebés menores a 4 meses no tienen todavía establecidos los ciclos de sueño, por lo que sus siestas pueden variar desde los 20 minutos a la hora y media y ser igual de reparadoras ambas siestas.

Es a partir de los 3 o 4 meses de edad cuando ya instauran este ciclo natural de sueño. Este ciclo de sueño suele durar aproximadamente entre 45 minutos y una hora. Cuando ese ciclo acaba, existe un micro despertar para poder enlazar al siguiente ciclo de sueño.

Por lo que si tu bebé hace siestas menores a 45 minutos, quiere decir que no ha sido una siesta suficientemente reparadora.

¿Por qué se originan las siestas desastre?

Normalmente las siestas desastre suelen darse por dos motivos (independientes entre ellos):

  1. La falta de una rutina en cuanto a horarios: No tener unos buenos horarios de sueño diurno establecidos, puede hacer que a nuestros peques les cueste más dormir y que cuando lo hagan, sólo consigan hacer siestas cortas.
  2. Como se haya dormido: Si nuestros peques necesitan una ayuda o apoyo externo para dormirse (brazos, pecho, porteo, pelota de pilates, etc.) pueden tener más posibilidad de despertarse antes de que acabe su ciclo de sueño.

 

Siestas desastre
Las siestas de nuestros bebés son importantes

¿Qué consecuencias tienen las siestas desastre?

Este tipo de siestas ayudan a recargar pilas pero no a tener un sueño reparador completo, por lo que nuestros bebés pueden estar más cansados de lo que deberían estar durante el día. Si sólo consiguen hacer siestas desastre, lo único que veremos es que estén más irritables y quejicas de la cuenta porque en realidad lo que tienen es cansancio acumulado.

Las consecuencias en nuestros bebés

El cansancio acumulado puede provocar:

  • Llanto
  • Quejarse muchas veces
  • Desapetencia
  • Mal humor
  • Más despertares nocturnos
  • Desvelos

¿Qué debemos hacer para que tenga siestas reparadoras?

Como os he dicho en los puntos anteriores, es muy importante establecer un horario para nuestros bebés. A partir de los 6 meses de edad, el sueño de nuestros bebés es más maduro, por lo que ya podemos establecer unos buenos hábitos para dormir.

Siempre hacer el mismo horario y las mismas rutinas, les ayuda a descansar y dormir mejor. Es por ello, que es muy importante que cada día haga el mismo horario en la medida de lo posible, porque, una vez que se acostumbre, será él mismo que os pida dormir sobre la hora establecida.

¿Cómo mejorar esas siestas?

En el caso de que tengáis horarios establecidos y sigan haciendo estas siestas desastre, lo que debemos hacer es re dormirles de nuevo si no han superado su ciclo de sueño. Vuélvele a dormir como lo habéis hecho en el primer momento, para intentar que esa siesta desastre se convierta en una siesta reparadora.

¿No sabes por dónde empezar?

Si no sabes por donde empezar y crees que necesitas ayuda porque te sientes identificada con este post, puedo ayudarte a reconducir las siestas desastre en siestas totalmente reparadoras para que tu bebé esté contento y descansado durante el día. Además, te ayudo a que aprenda a conciliar el sueño de forma totalmente autónoma sin la necesidad de dejarle solo llorando, SIEMPRE desde el RESPETO, CARIÑO Y AMOR.

Gracias a Tiempo de Marmotas y al método de filosofía de apego seguro, puedes conseguir que tu bebé descanse y duerma mejor a través de un plan de sueño totalmente personalizado y adaptado a tu bebé. Si te interesa, no dudes en contactarme para poder ayudarte, ya que he pasado por lo mismo que estás pasando tú. Te dejo aquí mi contacto para que me puedas escribir: envíame un email

Espero haberte ayudado,

 

Andrea – Asesora de sueño infantil

Tiempo de Marmotas

 

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta